Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Laura Coton, Maria Rosa Pfeiffer

La casa de Bernarda Alba, última tragedia rural de Federico García Lorca, ha sido representada innumerables veces, y otras tantas ha sido disparadora de adaptaciones, realizaciones cinematográficas, tramas de teatro danza, entre otras.

Esa Otra Entidad se reunió alrededor del genio de Granada, indagando sobre la totalidad de su obra: poemas, obras plásticas, música. DE ESTA FORMA, EL ELENCO Y LAS DRAMATURGAS coincidieron en la fascinante simbiosis que une a Bernarda y Poncia mientras que un simple interrogante trajo de la mano a otro, que sumó a otro más: ¿qué sería de Poncia y Bernarda 20 años después?... ¿la casa seguiría de luto?... ¿qué fue de esa familia?...

Dos mujeres: Poncia y Bernarda años después. Paños blancos y todo en ellas tratando de quitar manchas, culpas, rencores, prejuicios y mandatos. Y la mancha no sale con nada. Vuelven a doblar los paños, a esconder las manchas, a doblar la culpa y el dolor, y el cuerpo duele, y la mente se escapa, y los ojos se nublan; llenos de las lágrimas que nunca dejan salir.

Clasificaciones: Comedia, Adultos




e-planning ad