Viernes, 25 de Diciembre de 2015

Esta es la historia de un hombre que acusado de Falso Vivo pasa sus días de muerte en el agujero de los Falsos Vivos. En diferido, el muerto tonto desde siempre es Falso Vivo. No va en vivo ni está vivo, ni siquiera es vivo el Falso Vivo. Producto del efecto de los rayos catódicos por consumo excesivo de televisión, es el efecto que aún los vivos desconocen. Distintos personajes darán explicación sobre el trágico desenlace del Falso Vivo y, en primera persona, éste responderá todas las preguntas del público sobre el más allá.

Ficha técnico artística
Dirección:
Carlos Belloso




e-planning ad