Viernes, 15 de Enero de 2016

Un solo para armar
Una performer porteña fue encantada por un hechizo contemporáneo, ahora su accionar está signado por el siguiente conjuro: "A partir de ahora y para siempre deberás someterte a los caprichos del público y actuarás como una muñeca ridícula y torpe toda tu vida". Sin embargo, todo hechizo puede fallar, y esta muñequita dulce y carismática, puede transformase en cualquier otra cosa y poner en duda el paradigma que la encantó: el modelo de mujer contemporáneo y sus múltiples estrategias que desde la más tierna infancia ejercen su accionar silencioso en nuestras subjetividades.





e-planning ad