Martes, 18 de Octubre de 2016

Un teléfono intenta comunicar lo ausente,

un pozo donde caer,

un lugar oscuro resonante.

"La humanidad es el lento pasaje, salpicado con la sangre y el sudor de largos suplicios, de lo que sucede (...) hacia lo que no sucede" Bataille

En las investigaciones de la compañía La Comisura, exploramos el cuerpo como territorio de subjetividad/es y habitabilidad/es y la performance escénica como espacio donde el sujeto se construye haciendo/se, pensando/se. Abordamos el cuerpo como territorio donde los performers se sitúan para hacer y decir e investigamos los modos en que esa subjetividad puede ser explorada y construida. Nos interesa particularmente explorar la transitoriedad y mutabilidad de los cuerpos. Aquí nos situamos para abordar la obra como una construcción transitoria y en devenir.

En nuestras obras el cuerpo transita códigos "entre" lo actuado y danzado; estados humanos y abstracciones poéticas. La dramaturgia es escénica y se fundamenta en estados y devenires conectivos. En sus "actos de presencia", los performers construyen un cuerpo/territorio de estados, acciones, transiciones, transformaciones, voces y sonoridades. Espacio de las propias subjetividad/es extendido en otras materias y expuesto a las acciones del otro/lo otro.

Especialmente en esta investigación, nuestra propuesta consiste en indagar una poética de conexiones, en que los elementos de la performance participan en la constitución de sus estructuras tensivas y transitorias, desde una disposición horizontal. Las relaciones entre performer, objeto, espacio y sonido crean una trama tensiva que construye otra/s corporeidad/es y modifica los estados individuales en función de un devenir transitivo. Claro está el rol activo del performer, quien actúa y transforma. Mas, nos interesa plantearnos particularmente el problema del objeto y su actividad tensiva .El objeto es animado por la energía que le imprime el performer, y a su vez, dota al performer de nuevas tensiones desde donde habitar esas relaciones. Observamos que, en tanto cuerpos, los objetos también participan en las construcciones transitorias de la performance. El objeto considerado cuerpo deviene inter-activo en este juego de tensiones. Nos preguntamos: El objeto actúa, tensa y performa? El objeto propone y transforma?

En "La lengua de los pozos" trabajamos con objetos propuestos por cada uno de los 8 performers desde un interés propio. A partir de estos elementos comenzamos a trabajar pequeñas performances individuales que se han convertido en disparadores de una trama colectiva, con la hipótesis de que es posible construir una performance escénica generada a partir del cruce, hibridación y yuxtaposición de subjetividades.

Este espectáculo formó parte del evento: Ciclo de Teatro Danza con la Comisura

Duración: 55 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad