Sábado, 16 de Enero de 2016

De Luis Sarlinga

Había una vez, en algún lejano lugar, un oscuro castillo habitado por almas solitarias, donde llega una peregrina y pide refugio. Ahí donde menos la esperan, encuentra lo que creía perdido para siempre.

En estas mujeres hay claves y símbolos que se pueden leer como pistas. ¿Qué misterios ocultan? Solo por sorpresivas y extrañas situaciones será entrevista la abertura a algo que el espectador irá descubriendo.

Tercer día rescata la tradición romántica del drama con un lenguaje moderno. Como en los antiguos cuentos de hadas, lo oscuro es encarnado por seres atroces y frágiles, que se abren el camino a la liberación, mediante la revisión de la memoria que siempre es presente.

El estilo gótico con el que está tratada la escena, no solo da forma visual al relato, sino que también lo dota de carácter y genera un clima enrarecido y ficcional, aunque no deje de hablar de nuestros nudos cotidianos.





e-planning ad