Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Luis Cano

En este trabajo conviven tiempo, casa y familia. El tiempo absorbe casa y familia. El tiempo acecha lentamente ( no lo vemos venir) y pasa dejando sus huellas. El tiempo pone en peligro a la vida, podríamos decir. La casa es el espacio enloquecedor donde no se respira ( siempre demasiado calor o siempre demasiado frio). La casa esta destruida pero todavía en pie. La familia arruinada. La escena descompuesta.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad