Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Tamara Alamprese

Ella y Él asisten a su velorio, perciben el frio y la distancia. Se despiden como pueden.
Habitar el final y el vacío es la consigna. Animarse a verse sin el otro es lo que les duele, sin el otro, ellos van perdiendo su identidad, su espejo, su manera de funcionar, de circular, un hábito en común.
La obra habla de la muerte de un vínculo pero a su vez plantea la transformación del amor como eje vincular, como motor, dador e impulsor de vida, es amando como nos transformamos, evolucionamos, trascendemos y perdonamos.
“Vivos en el Ruido” comparte su experiencia y a su vez nos convoca a la reflexión espiritual, intuitiva e íntima con nosotros mismos, para registrarnos en primer lugar, luego, abrir el juego, danzar en la vida, mezclarnos con los otros y expandirnos.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad