Jueves, 07 de Abril de 2016

El deseo, sólo como fuerza vital, durará poco. Laniñafuego será domesticada: mente y cuerpo irán en direcciones opuestas.

¿Cómo es el cuerpo deseante? ¿El Cosmos es pura potencia deseante y nosostros la forma que toma?

Poco a poco, laniñafuego vuelve a aparecer: promesa de lo salvaje, el deseo sin nombre.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Función especial de Butoh México-Argentina

Clasificaciones: Danza, Danza - Teatro, Adultos




e-planning ad