Jueves, 28 de Enero de 2016

La obra refleja una de mis mayores preocupaciones: la guerra, y por ende la pérdida de medidas y símbolos culturales del hombre en una situación tan dramática. No hay una Historia lineal que cuente esa pérdida y ese desamparo, pero sí situaciones que las transmiten por medio de los movimientos grupales que he coreografiado. La Sinfonía de los Salmos es una obra de atmósfera emotiva, taciturna y pensante, que habla de una espiritualidad silenciosa en el ensordecedor ruido cotidiano que nos circunda.” (Mauricio Wainrot)
Wainrot estrenó una versión de Sinfonía de los Salmos en 1982 con el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín (entonces Grupo de Danza Contemporánea). La versión actual
–diferente de la anterior– fue estrenada en 1991 con el Ballet Royal de Wallonie, de Bélgica, y presentada en 1993 con la compañía Concordanse –creada con fondos de la Comunidad Económica Europea– en el Palais des Sports de París. Fue presentada además por el Ballet de la Opera de Gotemburgo en Suecia y por el Ballet Nacional Chileno.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Obras de Trunsky, Stekelman y Wainrot





e-planning ad