Jueves, 15 de Septiembre de 2016

De Elba Degrossi

"Todo tenía un sabor más inocente...Se creía en el amor..."

Roberto Arlt

Las Aguafuertes fueron escritas diariamente entre los años 1928 y 1930 para el diario El Mundo. Posteriormente, en 1933, se editó el primer volumen de las mismas.

Como su nombre lo indica, a través de un relato colorido, son una verdadera pintura de época, nos muestran con ironía y humor - no exento de nostalgia - la vida y la política de aquella época... Sin embargo, aunque los tiempos cambiaron, hay personajes y costumbres que no se modificaron. Esto provoca la hilaridad y la sorpresa, al comprobar cuanto de parecido hay aún, 80 años después, entre nosotros.

Sobre la obra:
La obra se compone de 12 escenas – cada una de ellas basada en una de las Aguafuertes - unidas por distintos temas musicales (rancheras, tangos y milongas), cantados por los actores, correspondientes a la época.

Estos puentes escritos por la autora, junto con los personajes de ficción, son los característicos vecinos del barrio que, generalmente por la tarde, sacan sus sillas a la vereda y allí se sientan a chismorrear sobre la vida de todos los otros vecinos.

Palabras de la autora y directora, Elba Degrossi:

Las Aguafuertes Porteñas y las Aguafuertes cultura y política, fueron la fuente de inspiración de esta obra.

Me interesó el Arlt del barrio, su barrio de Flores. Quizás el más sencillo y accesible. El barrio en el cual, por las tardes los vecinos chismosos y solidarios, sacan su silla a la vereda para compartir con el otro. Y, por esos momentos, pasa la crítica, el humor, el comentario político casi ingenuo, la nostalgia, por encima de los cuales sobrevuela el alma lúcida de ese inmenso y maravillosos escritor que fue Roberto Arlt

Duración: 70 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad