Martes, 25 de Octubre de 2016

De Francisco Cilea

Admirable joya del repertorio verista la historia de la actriz de la Académie Française se ha posicionado gracias a la fuerza de las situaciones y su nobleza melódica la posicionaron como favorita de las grandes estrellas de la ópera.Adriana Lecouvreur (1692-1730) narra en forma imaginaria los últimos días de una célebre actriz francesa cuyo final verdadero está sumido en el misterio.

El mérito de esta fantasía posromántica reside enteramente en la encantadora música de Francesco Cilea, su compositor, influenciada por Massenet. La orquestación de Cilea se distingue por su chispa y su detalle. Y finalmente, Adriana Lecouvreur es un medio espectacular para el despliegue de grandes voces, virtudes todas que justifican el lugar de la ópera junto a las de Leoncavallo, Mascagni y Giordano.

En el Teatro Colón de Buenos Aires Adriana Lecouvreur se vio por última vez en 1994. Buenos Aires Lírica ya la presentó en 2005.

Clasificaciones: Opera




e-planning ad