Domingo, 06 de Noviembre de 2016

Un himno a la libertad y la fidelidad, en una historia que sobrepasa los límites del espacio y del tiempo.

La puesta en escena de Casullo responde en todo momento al realismo dramático buscado, al que apuntalan las escenas goyescas de las proyecciones de fondo, el movimiento y el acceso de masas a la escena, y un vestuario, cuyo colorido revaloriza el contraste entre la lobreguez de la cárcel y la ansiada libertad de los prisioneros en el segundo acto.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad