Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Lucila Garay

¿Después de la muerte qué? Un ratito más. Para hacer algo. Lo que sea. ¿Y antes de nacer? Antes de ser. ¿Qué?

"Es como el terciopelo" es ese ratito después de la muerte o antes de la vida. Cinco personas que por algo quedaron en ese lugar, en ese preciso momento, y van a tener que hacer algo con eso. Después de la muerte o antes de la vida, no sé lo que hay, pero me animo a decir que lo único que sobrevive es el amor.

Alicia y León se amaron hace mucho, de eso no hay dudas, pero lo supieron tan tarde que ahora Alicia está muerta. Fernando la busca, porque no puede creerlo, o quizá no puede entender todavía que alguna gente simplemente no esté más. Romina, que también ama a León, espera que su panza crezca hasta que de ella salga alguien con los ojos de él y las ganas de ella. Y "él", que todavía no sabemos su nombre, y quizá nunca lo sepamos, no sabe todavía dónde está, ni qué es lo que va a hacer. Solo existe. Chiquito. Diminuto. Podría ser invisible. "Es como el terciopelo" trata de hablar de lo que no fué o será, de lo que es, del amor, de los miedos y de qué vamos a hacer cuando no estemos o nos falte alguien que creemos indispensable.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad