Jueves, 14 de Enero de 2016

ARLEQUIN TEATRO presenta su segundo estreno de este año, lo hace con un clásico del teatro brasileño y latino-americano: “EL SANTO Y LA CHANCHA” de Ariano Suassuna, nacido en el Estado de Paraíba (Nordeste del Brasil) en 1927 y considerado el mayor dramaturgo brasileño vivo. Sus obras, casi todas ambientadas en el ambiente rural, reflejan las características de personajes populares de nuestras zonas latinoamericanas más desposeídas.


EL SANTO Y LA CHANCHA, que, en versión de José Luis Ardissone, adaptada a un pueblito del interior del Paraguay, nos presenta al personaje central, Don “Teófilo Mendieta”, dueño de un comercio de Ramos Generales, avaro en extremo, enfrentado al novio de la hija, a su hermana y criados y al poderoso estanciero de la zona, que se disputan el amor de “Margarita”, la dulce e inocente hija de “Teófilo”.


Cada personaje de la obra representa una clase social, y nos presenta a la religiosidad popular; El SANTO del título de la obra hace referencia a San Antonio, santo casamentero y a quien se invoca para recuperar cosas perdidas, mientras La CHANCHA se refiere a la alcancía en la que depositamos nuestros ahorros.

Haciendo un paralelo de la obra con otras del teatro clásico universal, encontramos la obra de Plauto y “El Avaro” de Moliere, como antecedentes de EL SANTO Y LA CHANCHA que en situaciones cómicas, de gran ingenio e ironía nos lleva a reflexionar sobre el relativo valor de las riquezas y el uso que damos al dinero.


EL SANTO Y LA CHANCHA es una obra teatral del género comedia, se aproxima a los "casos ñemombeú" de nuestra cultura popular. En la trama se narra la historia de un viejo avaro, llamado "Teofilo", devoto de San Antonio que esconde en su casa una vieja chancha de madera llena de dinero. Muy divertida, la historia mezcla lo religioso con lo profano.


Suassuna utiliza una trama muy simple y divertida para tratar algo más complejo, como es la relación del mundo material con el espiritual, demostrando que muchas veces la acumulación de dinero, crea conflictos que no le permiten al rico disfrutar de su riqueza, ya que el dinero sirve apenas como un medio y no como un fin.





e-planning ad