Viernes, 29 de Enero de 2016

De Melina I. Vacchiano
Un grotesco, apoyado en el Flamenco, Wushu y música en vivo, que a través de lo cómico y lo trágico, se centra en la codicia y ambición sin límites con que se manejan los grandes poderes, el sacrificio del valor y la dignidad humana. Diferentes personajes se entrecruzan, se muestran y se esconden tras la mirada de un solo actor. Actor con un solo instrumento, su cuerpo.

Este espectáculo formó parte del evento: Ciclo de Teatro de Unipersonales





e-planning ad