Viernes, 15 de Enero de 2016

De Victor Winer

Entre el sueño y la realidad: ¿Cuál es la verdad?
Una autora perturbada por la falta de inspiración. Una adolescente con un mundo inquietante, su musa creativa. Un director de orquesta ordenando los compases de la locura. El lugar de reunión: un natatorio en un día de verano.
Los cuerpos se muestran sobre el escenario desprotegidos al igual que la mente de los personajes y de cada uno de nosotros. La obra muestra el modo en que diferentes personalidades se conforman sufriendo, disfrutando, viviendo.
El trabajo actoral fue pensado por el director de la obra, Mario Petrosini, no como una lógica real impuesta previamente, sino constituida en base a la propuesta de los actores.
La puesta en escena está pensada en tres niveles. El de los sueños, el que corresponde a la imaginación y aquel relacionado a la realidad virtual propia del cine. El único personaje existente es la escritora y es sobre ella que se construye la historia funcionando como hilo conductor por el que van a desarrollarse las distintas escenas.
La propuesta de dirección consiste en jugar con la ambigüedad, con la réplica de elementos y situaciones pero enfatizando cada repetición para diferenciarla y duplicar la apuesta actoral.
En cuanto a la musicalización se optó por el jazz ya que sus melodías nostálgicas permiten plasmar y acompañar la lógica propia de los sueños así como también establecer una relación con el pasado. El sonido de los vientos, del clarinete, del saxo, representa la sensualidad de ciertos personajes de la obra y de sus cuerpos al sol. Este estilo musical acompaña a lo largo de la obra, la tristeza de la escritora tratando de ahondar en sus sentimientos.
En palabras del director “CLORO oscila entre el presente y el pasado; entre la hoja en blanco y la fiebre de creatividad, en el espacio en que los sueños, los recuerdos, las imágenes personales de la vida se chocan con la cruda realidad. Los años dorados del cine de Hollywood acudirán en socorro, tiñendo la historia de una mística peculiar, y darán el último refugio a la falta de inspiración”.

Duración: 75 minutos




e-planning ad