Lunes, 18 de Julio de 2016

De Roberto Tito Cossa

Homenaje a Roberto Cossa en los 50 años de Nuestro fin de semana.

Nuestro fin de semana, primera obra de Roberto Cossa, fue estrenada el 27 de marzo de 1964, con puesta de Yirair Mossian e interpretada por el Teatro de Jóvenes, en el Teatro Río Bamba. Es decir que en 2014 se cumplen 50 años de aquel estreno. El elenco contó con figuras como Juan Carlos Gené y Federico Luppi. Aunque era una sala chica, fue un éxito de público. La Revista Teatro XX, dirigida por Kive Staiff, le entregó premios al autor y al director.

En su momento Samuel Eichelbaum sostuvo, por ejemplo: “Cossa logra una obra de auténtica actualidad en nuestro medio que no es una pintura costumbrista de la clase media en Buenos Aires, pero sí su descripción existencial.”

“Tengo un especial cariño por Nuestro fin de semana. Dejo de lado sus virtudes, si las tiene. No me corresponde a mí juzgarla. Se trata de un tema puramente sentimental. Es mi primera obra y tuvo un muy buen debut allá por 1964. Me instaló en la profesión de dramaturgo. Además, su estreno coincidió con el nacimiento de mi único hijo, Mariano. Y yo tenía 29 años y me enamoré y con los actores íbamos al viejo bar Ramos a tomar ginebra y a ponerle fecha a la revolución con la que construiríamos un mundo mejor.

Cincuenta años después, el Complejo Teatral de Buenos Aires la incorpora a su temporada. Su director dice que es un homenaje y así lo vivo. Es un homenaje, también, a los actores, al director, a los escenógrafos y al iluminador de aquella primera versión. Desde siempre uno sabe que la suerte de un texto teatral depende de su puesta en escena.”

Roberto Cossa

En los días previos a un estreno teatral propio el cuerpo acusa sensaciones extrañas. Es lógico, ansiedades, dudas, inseguridades. Todo conlleva a un caos psicosomático, y más aun si hablamos de una nueva versión de Nuestro fin de semana, ópera prima de Roberto Cossa a 50 años de su primer estreno.

Las grandes obras resisten el paso del tiempo y podemos disfrutar cada tanto una mirada más, es el caso de ésta, sobre la que durante medio siglo cronistas e investigadores derrocharon elogios y aprobaciones. Esto último sienta al director en el banquillo de las comparaciones. No me preocupa, lo mío no es la competencia… pero si antes de levantarse el telón me lo ofrecen, firmo el empate.

Lo importante hoy son los 50 años de la dramaturgia de Cossa, la felicidad de público y artistas, todos festejando junto a sus criaturas imaginarias… Chicho y la Nona desde algún parque de diversiones… Chilo en el viejo Trastevere dejará de recordar el ‘arroyuelo’ y se le escapará un lagrimón por no poder estar presente… Angelito levantará un vaso de ginebra en el nostálgico Comité Central… Balmaceda y Alsina interrumpirán el ‘orejeo’ para saber qué dicen del estreno y así muchos más… Y así en todos los bares porteños levantaremos las copas, desde La Blanqueada al Tortoni, desde La Academia a La Ideal, pasando por el espíritu del viejo Ramos, todos juntos en un gran brindis.

Por 50 años más.”

Jorge Graciosi

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad