Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Anton Chejov

Chejov, Chejov. Desde el espacio infinito o desde un lugar en el paraíso, vos nos mirás. Tus obras, tus cuentos, tus palabras, nos acompañan. Cuánto nos ayudás a “ver”.

Tu aguda sensibilidad, tu conocimiento del hombre, del odio y del amor, de tristezas y alegrías, de enfermedad y muerte, de separaciones y guerras... Y siempre, la esperanza de una vida mejor.

Vos escribiste: “La vida sólo se concede una vez y hay que vivirla con valentía, con plena conciencia, disfrutando de su belleza”.
Trabajamos para descubrir el esplendor invisible de tu teatro.
Tus textos son tan claros, tan definitivos, que rozan lo eterno.

Cuánta verdad hay en tu obra.

Tu legado: la maravilla, el misterio.

¿Qué no daría yo por ser tu amiga?

Helena Tritek

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad