Lunes, 18 de Enero de 2016

Un pueblo caliente del norte de alguna provincia fronteriza. Todo suena alejado, aletargado, como moviéndose dentro de ese calor.
Lentamente y llenos de deseos, los personajes transitan sus historias y ambiciones personales ante una víctima inmóvil, un espectador sin opción.
¿Una víctima? No. Nadie es víctima en este pueblo. Todos somos culpables de algo.
¿Qué es Colopticus? No sé, vengan a ver la obra.





e-planning ad