Domingo, 17 de Enero de 2016

Pretende demostrar que el flamenco puede prescindir de sus adornos sin perder su esencia evocativa del sentir. es un desenlace del conocido refrán " Mucho Ruido y Pocas Nueces ". El Flamenco está cargado por la represión y sufrimiento de un pueblo, trayéndonos cantes desgarradores y descargas emocionales en su época, así se explica que el flamenco trae toda esa cantidad de Ruido pero con argumentos y hechos reales que le hacen traer junto a este Ruido estridente, muchas nueces para justificarlo.





e-planning ad