Miércoles, 27 de Enero de 2016

Se trata de un espectáculo de danza y música pensada y sentida para contar el inicio del nuevo ciclo de la vida, que comienza después de tantos años de sometimiento y desequilibrio de la tierra. Tierra herida por sus propios habitantes, aquellos que se alejaron y distanciaron su vínculo con ella.
Pretende valorizar la pureza, la inocencia y la sabiduría de una generación de niños a la captación del conocimiento de una historia silenciada por años, como hilo conductor, representado en una niña-mujer que simboliza el Amor Universal.
Es ella la que representa y revela las verdades de las enseñanzas, desde los mitos que narran creencias acerca de los orígenes de la creación y los espíritus de algunos de los elementos de la naturaleza fuego-agua- aire- tierra y el quinto elemento: el amor, que nutrirá al Gran Árbol, lugar donde escucharemos el Eco de las voces para construir la Nueva Tierra.
Esta es la segunda entrega de este proceso creativo, donde se fueron uniendo pensamientos, ideas y cosmovisiones para llegar a dialogar con el público desde los movimientos y los sonidos que van a invadir sus sentidos esperando que sea tan gozoso como para nosotros.





e-planning ad