Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Slawomir Mrozek

Tres náufragas hambrientas derivan en alta mar. El conflicto no se hace esperar: ¿cómo alimentarse? La solución se revela, una de ellas será el alimento.

Con el agua hasta el cuello, el observador es testigo de obvias intrigas y burdas estrategias con las que cada una defiende su posición y procura su alimento. Desde el absurdo, el autor polaco Slawomir Mrozek nos muestra hasta dónde somos capaces de corromper nuestros valores morales con el mero objetivo de salvar nuestro propio pellejo.

Dice Leandra Rodríguez, la directora:
La idea central e impulsora de esta puesta de "En alta mar", consistió siempre en que la escena debía contener en sí misma todos los elementos pertenecientes al hecho teatral.
Un océano infinito es a la vez escenario, platea, vestuario y banda de sonido.
Los materiales livianos con los que se ha realizado esta puesta, la convierten en un teatro autoportante, permitiendo así desplazar al teatro fuera de sus ámbitos usuales.





e-planning ad