Viernes, 10 de Junio de 2016

De Francisco Defilippis Novoa
Esta versión de "La Blanco Compani" incluye también textos de la revista porteña de los años ’30, entre ellos: “El íntegro”, de Manuel Romero, “Muerte Rea” de Antonio Botta y “Conferencia contra las mujeres”, de J. Escobar. El espectáculo intenta, al unir ambos materiales, una visión panorámica del teatro de los años 30, acercándolo a nuestra actualidad, rescatando dos géneros: el grotesco y la revista, puramente argentinos, recuperando un imaginario rioplatense no arqueológico, sino mítico. Por un lado un grotesco potente, agudo, radiografía cruel y divertida de este terruño. Por el otro el humor directo, casi ingenuo de la revista del ’30. Cipriano, mezcla de loco y actor, desde la médula dramática del espectáculo, evoca a los personajes de la revista con su imaginación, porque los mismos son parte de él, son otros Ciprianos. Son los argentinos de ayer y de siempre. Síntesis argumental El texto da la impresión de un guión cinematográfico por la movilidad ambiental-escénica y las resoluciones del mismo. Se asemeja a la película que Cipriano monta para sí. Un individuo que no acepta la realidad y vive inmerso en un sueño ficcionario, que a través de sus mitomanías pretende llevar adelante, haciendo oídos sordos al desamparo familiar y a su entorno social. Cipriano es un antihéroe utilizado por el autor como metáfora crítica del político que promete sin poder llevar a cabo su promesa. O tal vez y desde otra lectura, Cipriano es el exponente de una clase social que quiere, pero no puede. Cipriano duerme el sueño de su irrealidad y despierta para vivir la verdadera vigilia de su vida.




e-planning ad