Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Luciano Gazzero, Jonathan Picossi

Todos los Viernes de Octubre y durante Noviembre en Cocina de Culturas se podrá disfrutar de “Hombre2“, obra teatral escrita y dirigida por el Grupo Jaqueca Teatro. La apuesta busca ampliar el debate sobre la discapacidad, el amor, la sexualidad y la facultad de cambio. “Sentir, solo eso”, es la clave para sobrevivir.

“Hombre, ¿qué es ser hombre? A ver, intentemos. Hombre: Ser que piensa, razona y actúa”, dilucida Nacho (Luciano Gazzero) con tono intolerante mientras discute con Manuel (Johnny Picossi) sobre las diversas maneras de comprender un concepto. ¿Pero quién define lo correcto? ¿Quién define lo normal? ¿Realidad o fantasía? Ése es el eje central de “Hombre2”: deconstruir lo cotidiano, lo naturalizado en el contrato social y cultural sobre el cuál convivimos.

“Hombre2” es una comedia dramática escrita y dirigida por el Grupo Jaqueca, y protagonizada por Luciano Gazzero y Johnny Picossi. La obra busca decir lo indecible a través de juegos retóricos y una puesta en escena impactante, aportándole importancia a aquellas zonas oscuras del discurso que las grandes instituciones modernas han intentado relegar. Tanto se ha dicho, que nadie comprende qué es lo certero y qué lo profano.

La obra tiene como eje central a la discapacidad, proponiendo un abordaje creativo y novedoso acerca de una temática que todavía continúa siendo tabú. “¿Quién está capacitado para decir quién es un discapacitado?” interroga Nacho, invitando al público a reflexionar sobre las conductas más cotidianas.


Discapacidad Emocional

Esta comedia dramática gira en torno a Nacho y Manuel, dos empleados públicos de una dependencia gubernamental dedicada a la asistencia social, que buscan elaborar una monografía acerca de la discapacidad y la minusvalía. En ese trascurso, ambos personajes juegan retóricamente construyendo momentos individuales (oníricos, inconscientes de cada personaje), y situaciones de corte cotidiano y afectivo, en un juego interdiscursivo que busca develar al otro, llegar al otro, ser y sentir con el otro.

Para dicha labor se toman textuales denominaciones del C.I.F. (Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud) y del C.I.D.D.M. (Clasificación Internacional de las Deficiencias, la Discapacidad y las Minusvalías). A través de las mismas se ejerce un juego teatral relacionando definiciones con diversos comportamientos sociales cotidianos haciendo hincapié en la represión y el individualismo social.

Así, la obra aborda tópicos como la sexualidad, el amor, la discapacidad y las capacidades humanas, como así también el sentido de lo humano en un contexto social normativo. Después de todo ¿qué es normal? ¿Quién se anima a dejarse llevar por lo que realmente siente? ¿Quién se arriesga a enfrentar los propios miedos para alcanzar al otro?

Esta comedia dramática invita a reflexionar sobre nosotros mismos, sobre nuestro comportamiento en sociedad, los prejuicios y la matriz de los mismos, principalmente aquellos referidos a la discapacidad y la identidad sexual. “Sentir, solo eso” parece ser la clave para sobrevivir en una sociedad que rotula y dispone, que clasifica y ordena; una sociedad que nos vuelve discapacitados emocionales, incapaces de dar un salto a ciegas para conocer al otro, y de esta forma, llegar a comprendernos más a nosotros mismos.

Sinopsis
Hombre. Hombre capaz. Hombre capaz de… pensar, sentir, actuar. Principio básico. La norma. ¿Qué es lo normal? ¿Quién está capacitado para definir quién es normal y quién no? ¿Quién es capaz y quién no? Lo diferente. Lo excluido. Nacho (Luciano Gazzero) y Manuel (Johnny Picossi) transitan por estas cuestiones mientras realizan una investigación monográfica para una convención internacional sobre discapacidad e inclusión social, sin sospechar que su labor los llevará hacia los rincones más oscuros de su propio ser: Un encuentro que invita a descubrir y descubrirse en el otro hasta desentrañar los aspectos más coercitivos y formantes del Hombre: Amor, sexo, capacidades, discapacidades, sueños, miedos, hombres. ¿Quién está capacitado para reconocer sus propias discapacidades? Nacho y Manuel proponen un recorrido introspectivo hacia el interior de cada ser humano para demostrarnos cuan excluidos estamos unos de otros. ¿Cuál es la clave para sobrevivir? Sentir. Sólo eso. Sentir.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad