Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Davide Carnevali

“Todos los hombres y todas las mujeres se parecen un poco. Lo que sucede aquí, sucede en el mismo país, en épocas diferentes. O bien en diferentes países, en la misma época. En el fondo, poco importa dónde o cuándo suceda.
Por eso es inútil establecer una topología o una cronología de los acontecimientos. Porque la historia universal tiene la tendencia a repetirse. Superponiéndose a las historias personales, que se trasmiten de generación en generación. Para siempre. O hasta su desaparición.”

Sweet Home Europa habla del problema del otro, del extranjero, en una Europa que tuvo la ilusión de la unificación. Las tradiciones familiares, el abandono del amor por los negocios a hacer en otro país, los relatos que se transmiten para preservar la cultura de un pueblo, la penetración de una cultura en otra, son temas que emergen en las escenas que son llevadas a cabo no por personajes sino por quasi-personajes o roles. En este juego se hace presente y se devela la musicalidad y sonoridad de las palabras dichas y las frases escuchadas, generación tras generación.

Sweet Home Europa es un espejo de nuestra propia situación, en primer lugar, como ciudad que culturalmente no mira a sus otros vecinos y a sus propios inmigrantes, y, en segundo lugar, problematiza a Europa misma como el lugar imaginario e imaginado por nuestros emigrantes pasados, presentes y futuros.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad