Domingo, 17 de Enero de 2016

Las paredes demarcan espacios, generan lo invisible, el adentro y el afuera. Afuera lo público, el engaño, la sonrisa falsa. Adentro, la libertad, el voyerismo, lo clandestino, lo prohibido. Adentro, la complicidad de los que son parte y sólo de los que son parte, se permiten la exacerbación de lo íntimo. Una grieta en la pared convierte lo íntimo en tabú.

Duración: 60 minutos




e-planning ad