Sábado, 22 de Octubre de 2016

Hilarion está enamorado de Giselle. Ella lo rechaza por preferir a Loys, bajo cuyos mentidos andrajos de pueblerino se encuentra el duque Albrecht. Hilarion jura venganza y en la fiesta de la vendimia, desenmascara a Loys, quien ya estaba comprometido con una princesa. Al enterarse, Giselle cae presa de la locura y se suicida. Myrtha, la reina de las Villis (blancos espectros femeninos) la recibe al tiempo que Alberch llega a su tumba a dejarle flores. Las Villis quieren atraparlo, pero Giselle lo defenderá a capa y espada para apartarlo de un trágico destino.


Comentario del coreógrafo Guido De Benedetti

Para un coreógrafo es realmente un gran placer poder trabajar en esta obra romántica por excelencia. En la misma existen personajes y situaciones muy ricas argumentalmente, y además cuenta con el legado coreográfico de los autores originales.

En esta adaptación, utilicé la música original con todas sus repeticiones e interpolaciones posteriores casi completamente, reconstruyendo así el espíritu de la versión original musical y argumentalmente. Con respecto a lo coreográfico, aggiorné los pasos de esa misma versión con una variada y brillante técnica clásica, más acorde a las posibilidades que brinda el conocimiento actual a ésta expresión artística.

Esta pieza fue creada por sugerencia del Secr. De Cultura Alberto Desseignet y estrenada en 2007 en el Teatro Coliseo para los festejos de su 85 aniversario, sus intérpretes fueron los primeros bailarines Gabriela Alberti y Edgardo Trabalón junto al elenco del BNBA del cual era yo su director.

Clasificaciones: Danza




e-planning ad