Jueves, 21 de Enero de 2016

“‘La canción de la tierra’, de Gustav Mahler, es una maravillosa composición con seis movimientos separados, que son seis canciones independientes pero engarzadas de forma que constituyen la estructura sinfónica global. Cuando Mahler la compuso, su salud ya estaba deteriorada, así es que quiso transmitir en su obra todo el amor que sentía por la tierra y, por extensión, por el mundo, que no tardaría en abandonar. Se estrenó seis meses después de su muerte, en noviembre de 1911. Esta obra musical, dramática y de inusual belleza y emotividad, inspiró la creación de mi versión coreográfica, que se estrena en el IX FIBA” (Mauricio Wainrot).

La Consagración de la Primavera fue concebida por el gran compositor ruso Igor Stravinski, basándose en ritos de la Rusia pagana. La obra se basa en el sentimiento ambiguo del triunfo y la crueldad ante la proximidad de la primavera, y en el proceso de renacimiento de la naturaleza. Mi obra es un constante ritual de espiritualidad, nacimientos, muerte y de amor entre el hombre y la mujer. Una mujer joven será la elegida por el jefe de la tribu para realizar la danza de la muerte. Finalmente será sacrificada para que la tribu pueda concretar el rito perenne de la nueva primavera que se avecina, el cíclico rito de la vida, que se sucederá año a año. Con esta obra, el Ballet Contemporáneo se suma a los festejos por el centésimo aniversario de la obra de Stravinski, estrenada en 1913 por Les Ballet Russes, con coreografía de Vaslav Nijinsky” (Mauricio Wainrot).

Obras que forman parte de este espectáculo:

Este espectáculo formó parte del evento: IX Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA)





e-planning ad