Jueves, 04 de Febrero de 2016

GRUPO La Joda Teatro

A través del lenguaje lúdico y comprometido de Julio Cortázar, la obra propone un circuito de instalaciones, ahondando en tres momentos de la historia argentina. Casa Tomada (1947), anclada en el surgimiento del peronismo; Graffiti (1981), una historia de amor en plena dictadura militar; y La Realidad y Lostein of masturbeiton, extractos de Libro de Manuel (1973), expresan la sociedad mediatizada actual y las barreras sociales del individuo posmoderno.
La propuesta de circuito y el concepto de instalación teatral, es una apuesta a un público activo, que recorre las escenas y es interpelada por las diferentes imágenes oníricas que componen cada instalación.

El arte es para entendidos, dice el enviado del que te dije y se soba la pera riéndose. Se ríe indiscriminadamente de los espectadores, de los actores, y de él mismo; claro está. El enviado dará su intro, para luego dar sala. Ahora sí, podemos empezar el recorrido. El que te dije avisa de antemano que no habrá obra, ni drama clásico, ni telones rojos. Hay sí, cuatros instalaciones cortazarianas y siete cuerpos metidos en La Grandisima Joda Definitiva. Y el que te dije propone que los actores menos activos (los espectadores) sigan la puesta según la luz lo indique. Y a saber:

I. Un sueño del mismísimo que te dije. Dos hermanos en su fatídica clausura genealógica aristocrática sufren 1945. Tejen y leen. Tejen, leen y se desean. Hasta que lo inevitable avanza y no hay forma de frenarlo.

II. Relato de amor en paredones oscuros. Él salía a dibujar por las calles, en tiempos donde si un niño dibujaba un auto o una flor, la patrulla lo borraba entre puteadas y amenazas. Ella le responde, y rompen ese grado máximo de la persecución: el miedo.

III. Lostein, el más confidencial de los secuaces del que te dije, oscila entre deglutirse el mercado mismo o enfatizar su masturbación protestante. Oremos con él.

IV. Una especie de circo pobre andante hecho a base de un par de siamesas y un disertante bipolar. La realidad construida a base de motochorros. Oportuno número final.

El enviado del que te dije aplaudirá a lo bobo sorpresivamente, como un grito en plena oscuridad.

Este espectáculo formó parte del evento: Ciclo de Teatro independiente





e-planning ad