Lunes, 03 de Octubre de 2016

De Martín Seijo

Ricardo Rojas escribió que en las estatuas habita una pedagogía que enseña a los ciudadanos sobre civismo, estética e historia. Pero el gran ensayista se quedó corto. Porque los monumentos también hablan del poder y sus modos adecuados o inadecuados de ejercerlo.. Y así como un premio cuenta más del premiador que del premiado, un homenaje, hecho de piedra, bronce u oro, y emplazado en la medianía de una plaza, devela un clima de época, un sentir patrio, una ideología no siempre explícita.

Sobre esta materia esculpe y escupe la Compañía de Funciones Patrióticas en su undécimo trabajo, el séptimo estrenado en Fundación PROA, y el primero que dialoga con una exhibición realizada en este importante espacio de arte contemporáneo.

Esta performance cuenta con un vestuario diseñado por la artista Nora Iniesta, y con música de Minoría Activa, grupo emblemático de la escena hardcore porteña.

Duración: 30 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad