Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Luis Cardillo

Un típico porteño divorciado, loco por las mujeres y afecto a todos los placeres del consumo, espera a una nueva amante para agregar a su colección. En lugar de la misma llega una escultural y sensual aunque delirante encarnación de la muerte para invitarlo a bailar un último tango.

Fernando, interpretado por Edgardo Nieva en la composición de un personaje que linda con la sátira, intenta todo para permanecer en éste mundo.

Aunque durante el instante fijo en esa noche a las 22 horas de un día cualquiera, descubre cosas sobre sí mismo que podrían ayudarlo a cambiar su vida si la tuviera.

Sin embargo su relación con la bella muerte encarnada por la escultural Katja Alemann, a la que intenta por todos los medios seducir, atacar o inspirar pena, no se concreta del todo y no logra modificar el hedonismo del protagonista.

La pieza es una comedia de un humor oscuro e ingenuo a la vez, que apela a los sentidos del espectador y lo divierte mientras nos hace reflexionar sobre nuestra condición.





e-planning ad