Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Marcos Moiseeff

Superman, Batman, Flash Gordon y Linterna Verde no sólo son superhéroes. Son los referentes que atravesaron la infancia y la juventud de H, el protagonista de "Todo Super" que creció leyendo historietas, y se enredaron con su propia identidad.

Su madurez lo encuentra a H sumergido en desvaríos existenciales, debatiéndose entre la imagen que proyecta y una realidad lejana a sus deseos. En medio de esta crisis se enfrenta a sus propias contradicciones.

H balbucea, se pregunta, recuerda, proyecta y trata de armar el rompecabezas, pero no está sólo en este camino: su parte femenina y su niño interior, desdoblados en M (Mujer) y J (Joven), postulan hipótesis e intercambian miradas y cuestionamientos tratando de ayudar a H para que encuentre su propio Ser. Todos son observados por R (Relator), quien interviene acotando o analizando la escena.

Los espectadores son testigos del devaneo de H y su viaje imaginario junto a esos personajes de disfraces brillantes que viajan o vienen de otros mundos. Los mismos personajes que seguramente acompañaron el crecimiento de muchos de ellos, fascinados por las historietas.

Carlos Evaristo tiene a su cargo la dirección de "Todo Super" y vuelve a explorar un género teatral que había abordado antes de poner en acción las exitosas comedias que lo hicieron reconocido. Por su parte, Marcos Moiseeff estrena su primera obra dramática luego de realizar la co-produción ejecutiva de la última puesta de Los Días Felices de Beckett.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad