Miércoles, 16 de Noviembre de 2016

De Emiliano Pastor

Construida con un lenguaje dramatúrgico muy particular, la obra presenta tres secretarias de luto en su último día laboral: el gerente para el que trabajaban acaba de fallecer. En su ausencia, el espacio funcional y lleno de normas de la oficina y el estereotipo femenino de la secretaria, serán marcos rígidos que finalmente no lograrán contener el caos y la incertidumbre inevitable de la vida. Irónica y lúdica, la obra sumerge de lleno a los espectadores en un universo contemporáneo al que recorre, por debajo del humor, un trasfondo teñido de negrura.

Premiada con la beca del "Programa de Desarrollo de Dramaturgias Actuales" del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música de España (INAEM), concedida para este proyecto por su "contribución al desarrollo e innovación de lenguajes escénicos actuales."

SOBRE EL PROCESO Y LA DRAMATURGIA DE LA OBRA:

"El texto de esta obra fue creado siguiendo un método disperso y fragmentario. Escenas sueltas anotadas en tarjetas, acumuladas durante un año y sólo posteriormente sometidas a un proceso de construcción dramatúrgica. Esta tensión entre dispersión y estructura, entre caos y orden, subyace implícitamente en todo el espectáculo. El caos y el azar serán más fuertes que el espacio reglamentado, ordenado y funcional de la oficina. Del mismo modo, en el plano formal, la dramaturgia de la obra enmarca sólo muy parcialmente en un relato los sucesivos fragmentos escénicos. El relato no abraza la totalidad, como si se hubiera seguido como una máxima la frase de André Gide: "Sería vano dar a mi relato más orden que el que hay en mi vida". De todas formas, este campo conceptual, si bien definió el espectáculo, no deja de ser una excusa para dar lugar al juego sobre el escenario. El juego teatral en sí mismo fue siempre la prioridad. El reto (los espectadores dirán si cumplido o no) era dar forma a una dramaturgia caótica y anárquica pero priorizando al público, cuidando que los ochenta minutos de teatro que se le entregan no resulten herméticos, que por momentos sean incluso livianos. Y humorísticos. Y que los instantes que atraviesan las tres secretarias que protagonizan este espectáculo simplemente se sucedan. Y así dar espacio, en medio del caos, a la frágil historia que las tres tienen en común: el luto por la muerte de su jefe. La ausencia repentina de esta figura masculina rompe la rutina en la que sus vidas se encontraban hasta entonces y las deja sin trabajo. Van a ser despedidas al final de la jornada, al final de cada función. Cuando anochezca.

E. P.

Agradecemos el apoyo que nos brindó Espacio Jujui.

Duración: 80 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad