Sábado, 09 de Abril de 2016

De Juan Pablo Heras

La post-modernidad y la tecnología nos acercan un mundo cada día más dinámico y cambiante, al mismo tiempo que nos invitan al aislamiento y a la soledad.

Es paradójico, pero en el siglo de las comunicaciones, los seres humanos vivimos más incomunicados que nunca y profundizamos la necesidad de "ser queridos" hasta límites insospechados. La soledad aun estando en compañía se transforma en un estigma que se inscribe en el cuerpo.

"Mientras tememos no ser amados, el temor real, aunque inconsciente, es el de amar." Erich Fromm

Duración: 80 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad