Viernes, 20 de Mayo de 2016

De Mariana Mazover


Sinopsis Lucrecia, una niña detenida en el tiempo espera encerrada en su cuarto de juegos el regreso de su madre muerta. Su padre la anida en un mundo onírico y pesadillezco. Adela, la nueva Institutriz, llegará a enseñarle francés a la niña que espera a su madre muerta, en lo que será, tal vez, el último día de la infancia de Lucrecia. O, quizás, el primer día en la nueva vida de Adela.


Miradas de la Crítica:

E
l talento de Mariana Mazover se nota desde la primera escena: un texto que ronda lo siniestro y evoca a Silvina Ocampo. No sólo es una buena dramaturga, sino también una excelente directora teatral. Los trabajos actorales también resultan excelentes. Teatro de vanguardia, el mejor. Osvaldo Quiroga


_____________________________________________________________________________________

Si se mezclan Freud, Lacan y sobre todo Foucault, elementos del cine de Hitchcock, y un ánimo beckettiano, uno de los resultados posibles es la bellísima Esquinas en el cielo. A estos cimientos ideológicos y estéticos hay que añadir otra cosa, más importante para el caso, que es la pluma de Mariana Mazover.

María Daniela Yaccar / Página 12

_____________________________________________________________________________________

****MUY BUENA ****
Un clima opresivo y casi perverso envuelve la poética de este ejercicio de flexibilidad imaginativa. Mazover define Esquinas en la duración teatral justa para ser paladeada sin saturación, con la excelente labor de Alejandra Carpineti.

Luis Mazas / Revista Veintitrés

_____________________________________________________________________________________

La obra escrita y dirigida por Mariana Mazover expande el universo posible de la infancia con enormes actuaciones y un texto exquisito. El logro mayor es que la belleza del texto (sí, la belleza de lo siniestro), jamás subsume a lo representado.

Insertar lo siniestro dentro de una estructura familiar sostenida sólo desde el fantástico como género y desde la propia inmanencia de la obra, resultan un logro fascinante de la puesta de Mazover en las que Carpineti, Mendía y Begino se lucen cuando, orgánicos al máximo, profieren sus parlamentos y producen esa inquietud que en más de una ocasión despierta hilaridad y risa en el espectador porque esa es la única válvula de escape de la asfixia de ese micromundo en el que voyeristas espiamos.

Excelente trabajo de los que nos parecen tan jóvenes y se desempeñan como viejos sabios.

Teresa Gatto - Puesta en Escena

_______________________________________________________________________________________________

La poética de Mariana Mazover está llena de imágenes que se fijan en la memoria y son difíciles de soltar. Esquinas en el cielo es una obra singularísima de la que (casi) no podemos hablar sin literatura, sin metáforas que se aproximen a lo que es, a lo que significa ese hermoso e inquietante mundo construido, donde lo siniestro y lo sobrenatural dominan la estructura y el pulso de la trama.

Excelentes actuaciones y un texto exquisito y audaz hacen de Esquinas en el cielo una experiencia imperdible.

Verónica Escalante - Leedor

_____________________________________________________________________________________________________

La construcción lingüística aparece como la afirmación de un inexistente: “Esquinas en el cielo” es lo que no hay. Un título que guarda la clave de la puesta pero también de la dramaturgia. Todo pero absolutamente todo lo que vemos y escuchamos se construye sobre la desmentida de lo que vemos y escuchamos.El desafío actoral es notable, porque los personajes son profundamente complejos y están sometidos a transiciones permanentes. Alejandra Carpineti, Lala Mendia y Daniel Begino parecen estar hechos para sostener a estas particulares criaturas: logran poner sobre la escena el modo en que la desesperación puede transformar a alguien.

Mariana Mazover nos vuelve a mostrar que es una de las mejores dramaturgas y directoras de la escena porteña.

Mónica Berman - Máquina de Escribir

_____________________________________________________________________________


Esquina en el cielo explora un universo opresivo y brilla en las actuaciones de Lala Mendía, Daniel Begino y Alejandra Carpineti.
María Luján Picabea - Revista Ñ - Diario Clarín

_____________________________________________________________________________


La eterna espera beckettina, el tiempo infinito de Carroll detenido en la merienda del té, unos personajes dignos de la pluma de sir John Tenniel, la representación del panoptismo en una pesadilla Lynchana. Esquinas en el cielo dialogo con todos aquellos universos tenebrosos del cine y la literatura.
Mariana Mazover nos enfrenta a los más horribles temores de nuestra niñez y esta fuerza tenebrosa se abraza a un texto plagado de imágenes siniestras. Todo es un juego, hay que inventar a otro para soportar la soledad, mentir para rebelarse o al menos para no morir de asfixia.

MARA TEIT / REVISTA LLEGÁS!

_______________________________________________________________________________________

La riqueza de esta pieza teatral anida tanto en lo siniestro del texto como en las actuaciones que construyen a la perfección seres rotos, escindidos. Resulta muy interesante asistir a la transformación que se genera a lo largo de los sesenta minutos de duración, donde el espectador viaja desde ciertos momentos raramente cómicos hasta lo profundo de la perversidad humana representada sólo mediante sutiles gestos y tonos de voz medidos. Justamente esa sutileza que lo lleva de a poco muy lejos del cielo es el gran acierto de la obra porque logra recuperar la esencia del teatro

Melina Martire. Originarte.org Revista de Cultura y Artes Escénicas

_______________________________________________________________________________________


Mariana Mazover construye un textualidad dramática inquietante cuando ubica en un triángulo constante a seres cuyas vidas están signadas por un poder que desde el vértice somete a sus víctimas, mujeres. . Cada una de los interrogantes que la trama plantea y que aparece en escena en las muy buenas actuaciones, logr an junto a un espacio escenográfico cargado de símbolos, que ingresemos a ese mundo donde el tema es la asfixia. Un hecho teatral sin fisuras.
Azucena Joffe / Mariángeles Sanz / Luna Teatral

_______________________________________________________________________________________________________

Lucrecia vive en su propia Matrix. El tiempo y el espacio se desdibuja en un “ahora” que será tal, en tanto el pasado y el futuro se desvanecen en el cuerpo y la vida de la niña. El desarrollo concebido por Mazover permite un mix exacto de poética y tensión latente con personajes muy bien trabajados. La labor de Ale Carpineti, Daniel Begino y Lala Mendia es destacable.

“Esquinas en el cielo”, un trabajo de excelencia artesanal.

Daniel Gauguine- El Caleidoscopio de Lucy

________________________________________________________________________________________________________

La vida es sueño de Calderón y Esperando a Godot de Beckett aparecen como influencia casi inconsciente en la historia de estos 3 personajes, analogías del tiempo detenido y el absurdo beckettiano y el encierro y los sueños de Segismundo. Pieza sin puntos débiles y con muchas imágenes que mostrar.

Natalia Gauna. Infobae - Vamos al teatro

_________________________________________________________________________________________

El texto dramático desnuda a la par de una obra compleja y rica, un cuadro donde la delicadeza y el gusto por detalle están puestos al servicio de una reflexión sobre la realidad y la ficción. El el texto alcanza su máxima potencia y belleza con la interpretación de los excelentes actores.
Así, en Esquinas en el cielo, se reafirmará que finalmente la invención, único camino posible, es también un camino directo a la libertad.

Eugenia Guevara - Ruleta China


www.esquinasenelcielo.wordpress.com

Duración: 70 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad