Martes, 19 de Enero de 2016

De Patricio Zabala

La obra habla sobre la eternidad del Ser. La imposibilidad de despegarnos de nosotros mismos, ni ahora, ni mañana, ni NUNCA. O NO?

Quién lo sabe?. tiene siquiera un tema? Existe la obra en lo absoluto?

Como en toda investigación seria, llegamos a un punto con más preguntas que respuestas, a un sitio casi inexistente, como suspendido entre el tiempo y el espacio. así como quietos, imperturbables, impávidos ante tanta conciencia, tanta memoria.

El conflicto tal vez se sitúe (por momentos) sobre quién observa a quién, y para qué? Qué buscamos? Un pasaje, una dirección, un sentido?

Muchas preguntas, que no estamos en situación de responder. podríamos seguir preguntando durante toda la existencia, y más allá.

Vale la pena venir a verla? Quién puede decirlo. quién puede decir nada cuando, para empezar, no sabemos a dónde vamos.

Algo sí está claro, por la muerte hemos de pasar. Pero, allí nos quedamos?

Si buscas respuestas, NI TE ACERQUES!! Si estás cómodo con tus convicciones, entonces NO TE ASOMES! No se te ocurra espiar, o preguntar de qué se trata, porque NO TE VA A GUSTAR





e-planning ad