Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Bernard Pomerance

“¿QUIEN ES NORMAL EN LA SOCIEDAD?
Determinar la normalidad de una persona se basa en compararla con la mayoría. Cuando el ejemplo no coincide, sobre todo por defecto, se considera a ese ser “anormal”, defectuoso… En “El Hombre Elefante” de Bernard Pomerance se abre como una herida feroz otra vez esta cuestión y el protagonista cuyo dolor es innegable, llega, sin embargo, a convertirse casi en un objeto de culto. La aristocracia, la iglesia, el mundo de la cultura “curiosean” en ese dolor y hasta llegan a sentirse iguales a él, porque el ojo social ha girado hacia ese ser para mirarlo y hacer la pantomima de la adoración, cuando en realidad previamente han sentido, fastidio, repugnancia y asco…
La Moda hace algo parecido al exigir que todos nos parezcamos.
Por eso es inmensa la obra de Pomerance al instalar la pregunta sin respuesta: ¿Quién es normal en la sociedad?
El hecho de que la obra ocurra en el impiadoso mundo victoriano de finales del siglo XIX en Inglaterra, no es determinante: la pregunta sigue sin respuesta.
De ese mundo victoriano es, sí, la música de esta función con el más grande de los músicos ingleses de esta época: Edward Elgar (Variaciones Enigma y Concierto para Cello). Daniel Suárez Marzal”

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad