Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Manuel González Gil
“Maridos que abandonan por ninfas adolescentes, la pasión que se agota, los exilios, la falta de hombres que quieran comprometerse, la rutina y las desmedidas presiones del éxito, dejan a estas mujeres inmersas en una nueva condición: SOLAS.”

Estamos en el escenario de un club nocturno es el espacio en el que tres actrices ensayan junto a la coreógrafa y la asistente, el número musical que deberán estrenar al día siguiente. Entre el fragor de los bailes, las correcciones de pasos, de tonos, las desavenencias y los malos humores que provocan la hora avanzada y el agotador trabajo, las cinco mujeres van contando sus respectivas soledades y las circunstancias que las llevaron a ellas. Las dudas, los miedos, las pequeñas derrotas cotidianas, las reafirmaciones, las fantasías, los hijos, los ex maridos y todo el entorno que acompañan a las mujeres divorciadas se juegan con absoluto permiso y libertad, en este club que hoy ha decidido no cerrar sus puertas para poder ensayar y levantar el telón al día siguiente. Cinco mujeres que desde su soledad comienzan y aprenden nuevamente a vivir, a encontrarle un sentido nuevo a su existencia.

El Show de las Divorciadas se estrenó originalmente en el Teatro Corrientes de Mar del Plata en enero de 2004, alcanzando 25,000 espectadores en 50 funciones.




e-planning ad