Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Raúl Damonte Botana

Dibujante y escritor genial, extravagante, bohemio, transgresor, Copi (1939-1987) es la desmesura, impronta que tuvo su vida y que atraviesa toda su obra. En 1962 Copi se radicó en París de manera definitiva y desde entonces escribió toda su producción en francés. Sin embargo, sus obras son puro teatro argentino: “escribe en francés pero dice en rioplatense”. L'ombre de Venceslao se estrenó en el Festival de la Rochelle en 1978 con puesta en escena de Jérome Savary. En tono de parodia, con un lenguaje fuerte, provocador y desatado -que puede molestar a un espectador desprevenido- humor ácido, por momentos desopilante, cruza en La sombra de Wenceslao la gauchesca, el tango y el sainete. Sus personajes marginales, arquetípicos, superan con sus acciones a la anécdota. Así, aparecen el patrón que tiene un hijo natural que vive en la pobreza pero que supera su destino y se convierte en abogado, la amante, la esposa, el empresario que se aprovecha de su posición. Y no faltan el loro, el caballo, el mono que juegan su papel en un contexto en el que la naturaleza y el paisaje ejercen fuerte influencia.

Clasificaciones: Comedia




e-planning ad