Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Giovanni Battista Pergolesi
Esta ópera de cámara de cincuenta minutos de duración con personajes derivados de la commedia dell'arte, hizo historia convirtiéndose en el prototipo de ópera cómica. Dos cantantes y un actor recrean a los personajes a través de siete números musicales intercalados con recitativo secco, éstos están dibujados y desarrollados con un ingenio nuevo para la época, con sensibilidad y brevedad, mostrando la fragilidad humana.
En esta obra encontramos por vez primera el papel de la "Soubrette", una sirvienta (Serpina) más astuta que su amo (Uberto), quien logra engañarlo, con ayuda de un criado (Vespone), y conquistarlo a fuerza de ingenio y sensualidad convirtiéndose así en la patrona de la casa.
La puesta apunta a inyectarle intensidad a lo que pasa a partir de ahondar la tensión de los episodios. Tratamos de soltar la intencionalidad de controlar un mensaje para otorgarle al público la mayor libertad posible de crear el suyo. Sin duda nuestro agenciamiento de la trama generará un recorte y en ese punto emergerá la singularidad de quienes estamos comprometidos en esta producción.




e-planning ad