Miércoles, 31 de Agosto de 2016

Una mirada antropológica del teatro.

Sobre Sipita

Es la fiesta de San Esteban en Santiago del Estero donde todos celebran, hacen promesas y peticiones. La noche que emborracha borra rangos y clases, y en la cocina de una estancia, da cauce a los deseos de la Sipita -la hija del patrón-, los de Esteban -el encargado-, y los de Cristina, -la cocinera. En la noche de San Esteban, los tres revelarán sus angustias más profundas, sus amores y odios, su búsqueda de verdad y sentido. El paisaje seco, quemando, casi sin verdes, canta esa chacarera que impulsa con particular fuerza y baila, todo baila.

La acción de Sipita Julicha (nombre quechua) se ubica en Santiago del Estero, provincia de gran pobreza, importante migración hacia otras provincias, de tradición caudillista pero también de simbiosis entre tradiciones europeas y mitos regionales; creando un espacio más bien simbólico, que hace aflorar las características y vínculos propios de nuestro campo. Todo sucede durante la fiesta patronal de San Esteban, la más pagana de las que quedan, que conserva formas precolombinas, según Bernardo Canal Feijóo- se asemeja a lo que hoy entendemos como teatro.

  • Víctor Hugo Morales y su crítica a Sipita JulichaVíctor Hugo Morales y su crítica a Sipita Julicha
Duración: 100 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad