Jueves, 27 de Octubre de 2016

Quasimodo, el jorobado, vive en el Campanario de la Catedral de Notre Dame hace 20 años. Hoy es el día del "Festival de los Bufones" pero no puede ir ya que su amo Frollo le ha ordenado nunca salir alegando que nadie lo aceptaría debido a su fealdad. Sólo cuenta con la ayuda de sus “amigas”: las estatuas del campanario, quienes lo convencen para que cumpla su sueño de bajar y formar parte del festival.
Mientras tanto el capitán Febo llega a la ciudad para tomar posesión de su puesto de Jefe de la Policía de París. En su deambular por la ciudad se encuentra una gitana bailarina, quien es detenida por los soldados que tienen la orden de apresar a todos lo gitanos que encuentren y queda sorprendido por su belleza. Gracias a su oportuna intervención la gitana logra escapar.
Da inicio del festival y Frollo invita a Febo a presenciar la fiesta. Quasimodo, apoyado por sus amigas las estatuas, baja a formar parte de la celebración. Sin embargo, en su intento por ocultarse de la gente, cae accidentalmente en el centro de la celebración y es elegido para formar parte de la elección del “Rey de los Feos”. Comienza el espectáculo: la gitana es presentada como la más bella aparición y aparece "Esmeralda". Con su baile logra seducir a todo el público, pero en especial a Frollo, a Febo y a Quasimodo. Después comienza la "broma" del día, que consiste en coronar al mas feo de la ciudad. Así, Esmeralda invita a subir al campanero al escenario, sin saber que en realidad lo que ve no es una mascara, sino su verdadero rostro. Al intentar tirar de él se descubre la verdad. Toda la ciudad corona a Quasimodo como "El Rey de los Feos” quien es ovacionado como el nuevo rey. Parece ser el momento más feliz para Quasimodo, pero Frollo ordena detenerlo y castigarlo por desobedecerle. Esmeralda intenta liberar a Quasimodo. Frollo trata de detenerla, pero la gitana lo llama "el único bufón del festival" y escapa. El juez ordena que la busquen por toda la ciudad, pero que tienen que entregarla con vida.
Quasimodo se disculpa con su amo y promete no volver a salir, regresando humillado a su refugio.
Febo se da cuenta de que la gitana entra a la catedral y la sigue. Ella se da cuenta y trata de defenderse, pero él le explica que no quiere hacerle daño y que nadie puede detenerla dentro de la iglesia, pues ésta le brinda asilo. Así la defiende de Frollo que la deja apresada en la Catedral exclamando que ella será suya o de nadie más.
En la catedral, Esmeralda visita a Quasimodo quien, luego de una charla con ella, queda enamorado de la gitana, ayudándola a escapar.
Enterado Frollo de esto, ordena apresar a todos los gitanos aunque esto signifique quemar todo París. Febo se opone a cumplir esta orden por considerarla extremadamente cruel e injusta y renuncia a su cargo.
Mientras tanto, Pierre, el poeta bufón corre a la Corte de Los Milagros en el callejón oscuro para advertir a sus amigos gitanos a cerca de lo sucedido. Estos se organizan y deciden defender sus derechos. Febo decide sumarse a su causa y declarar su amor a Esmeralda quien lo acepta por estar también enamorada.
Todos juntos van a la Catedral a manifestar su desagrado por la situación. Frollo, admitiendo el rechazo de Esmeralda, intenta detenerla pero en ese momento llegan noticias de que Frollo ha sido destituido de su cargo y sería reemplazado por Febo.
El poder de Frollo se extingue y todos juntos y libres cantan de felicidad.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad