Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Franco Catanzaro
Una camioneta destartalada blanca circula como puede por una avenida de la ciudad de Córdoba. En la parte trasera del vehículo, su dueño, escribió su propia marca: "TAYOTA".
Las ciudades trazan discursos. Discursos que coexisten, aunque los dominantes subordinan a los débiles: ley natural, al parecer. Pero la diferencia puede hacerla el sujeto, aquél individuo que habita un contexto y quien posee el poder de elegir sobre qué hacer foco. ...Y entonces ve lo que creía invisible, lo que era inadvertido ante tanta superposición de información.
Kárduba es el resultado de crear a partir de los tejidos propios de la ciudad, extrayendo aquellos discursos universales que la forman, modelan y que de alguna manera la legalizan como tal; pero también aquellos discursos particulares que emergen de la subjetividad de un individuo que la habita. Si aceptamos que habitar es crear, ¿cómo se sobrevive en una ciudad que al intentar construirse se desmorona una y mil veces, cuyas contradicciones son líneas de fugas que al proyectarse sólo nos devuelven un desproporcionado paisaje? Habitarlo supone creer que nuestras acciones en él siempre serán errantes. Y es cuando lo aparentemente real está construido a partir de sugestivas necesidades... un mito, un ícono, un sonido, una frase astuta que nos marquen un rumbo; sin embargo sólo son insinuaciones. Quizás el acto teatral rasguñe con torpeza nuestra realidad, y de esa herida tal vez, hallemos algún sentido a nuestra existencia ciudadana.
Este espectáculo parte del Trabajo final de Licenciatura de Franco Catanzaro, cuyo centro de investigación está puesto en la dramaturgia urbana (concebir un texto teatral a partir de los tejidos propios de una ciudad), y mecanismos de ficción para crear una poética teatral
Duración: 50 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad