Viernes, 15 de Enero de 2016

De Juan Barberini, Hernán Oviedo
Un mundo particular tiene su propia complejidad; y los sistemas que en él viven se ven modificados constantemente por tal complejidad. Y en un mundo de artificio, con reglas propias, todo es posible, cualquier cosa puede suceder, siempre y cuando se respeten las leyes del juego.




e-planning ad