Domingo, 17 de Enero de 2016

De Nicolás Capeluto

No es tan fácil cuidar un niño.
Y menos cuando ese niño ya no es tan niño
Y mucho menos cuando ese niño no tan niño es una niña caprichosa.
Noche, niñera, Malena y un placard con llave.





e-planning ad