Jueves, 03 de Noviembre de 2016

Una versión de El Amante de H. Pinter


La ficción creada por el matrimonio para poder sobrevivir se convierte en la insoportable fantasía del morbo y la humillación. El amante se inventa a si mismo para dar vida a lo que ya está muerto. El tedio de este juego crea espacios de los cuales no pueden salir, los celos, la paranoia, el maltrato, la locura, engranajes que se ponen en funcionamiento solo para seguir actuando.


Clasificaciones: Teatro




e-planning ad