Miércoles, 20 de Enero de 2016

Esta obra evoca el mundo de los bares y de la noche, ese momento efímero que trasciende a lo cotidiano; un mundo transfigurado. Un lugar donde las relaciones sociales adquieren su propia lógica y funcionamiento, donde las pasiones se revelan. Un lugar público en el que las personas buscan conectarse y, sin embargo, se encuentran con una paradoja: es un lugar en el cual la soledad y la individualidad abundan. Esta obra busca ser un ensayo satírico y crítico de las actitudes humanas y de las conductas sociales nocturnas. Analizamos, desde el movimiento, los diversos rituales urbanos que circulan dentro los bares y la noche. Esta joven compañía se formó en el 2003, y esta es su primera obra. Los conceptos estéticos que la caracterizan tienen que ver con la búsqueda de un lenguaje singular que describa el mundo de la obra a través del cuerpo y el movimiento pero también a través del teatro; es buscar ese punto donde se encuentran y se cruzan ambas artes. Una síntesis dinámica del gesto, de ese movimiento del cuerpo codificado simbólicamente. Un lugar donde todos los movimientos cobran sentido dramático por si mismos.
A su vez, el espacio y los objetos son los generadores de ideas y movimientos, porque al revés que en el teatro tradicional donde el texto inspira la escenografía, aquí la escenografía o el espacio inspiran el drama; lo crean. Es por eso que solo se trabaja con improvisaciones a partir de dichos espacios.

Grupo Copetín al Paso.





e-planning ad