Martes, 18 de Octubre de 2016

De Alejandro Casona

Prohibido suicidarse en primavera es una obra literaria como pocas. Nace durante el exilio (de la Guerra Civil Española) del escritor español Alejandro Casona en México en 1937. Única por la complejidad de sus personajes, sus temas, sus tramas. Las variedades se reúnen bajo el tratamiento de un tópico literario que no es muy común de ver: lo entendible y atractivo que resulta ser el deseo de dejar de vivir, el querer acercarse a la muerte por manos propias: el suicidio. En simples palabras, lo que esta obra irrefutablemente nos dice es que hay muchas maneras de recuperar las ganas de vivir, y que en muchas ocasiones lo que nos hace seguir viviendo es un inconsciente destello de esperanza que se encuentra de diversas maneras.

Esta fantástica obra de teatro retrata el "Hogar del suicida", una clínica fundada por el Doctor Ariel y dirigida por la Doctora Roda que cuenta con dos ayudantes: Hans y Alicia. A la clínica llegan por error dos reporteros - Chole y Fernando - que con su alegría y pasión por la vida transforman por completo a los diferentes estados anímicos de los enfermos (la dama triste, el amante imaginario, Cora Yako, el padre de la otra Alicia, Juan), y mismo los de Alicia, Hans y la Doctora Roda. Luego de una serie de encuentros y desencuentros entre los personajes que resultan entre cómicos y dramáticos, se cumple el principal y quizás único objetivo de la clínica: lograr que los enfermos se desentiendan de ese deseo de morir.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad