Martes, 26 de Enero de 2016

Es un espectáculo que indaga sobre la crisis. ¿Pero crisis hay solo una? En estos momentos jodidos que vivimos en lo económico y social podríamos decir que sí. Pero sería falso. Además las crisis cada uno las vive de una manera diferente, y las afronta de forma diferente también. Pero que esta crisis por la que pasamos ahora no nos haga olvidar otros tipos de crisis; la existencial, la creativa, la amorosa… y por supuesto la de la caída a los infiernos.
Pero como decíamos antes hay formas de afrontarla. Una de ellas es mirarse al espejo y reírse de uno mismo, llorar también, pero ante todo reírse. Y eso es lo que hace el teatro, ponernos frente al espejo. Y ¿qué vemos?, ¿qué tiene la crisis que no tengamos nosotros?
Porque, como decimos en el texto, “a simple vista no estamos muertos”. Pues que esa simple vista sea el empujón que necesitamos para saltar. Y aunque sea poco a poco, granito a granito, emerjamos del fango. Por eso surge este espectáculo, porque todos necesitamos salir poco a poco. O podemos compartirlo y reírnos y llorar, y cómo no, mirarnos al espejo, que tanto cuesta en estos tiempos.





e-planning ad