Jueves, 28 de Enero de 2016

La Sonata para pianoforte Nº 8 Op. 13 di Ludwig van Beethoven fue subtitulada "Pathétique" ("Patética") por el editor. Fue compuesta entre el 1798 y el 1799 y dedicada a su querido amigo, el príncipe Karl von Lichnowsky. Durante esos años, el joven compositor, tenía una placentera vida mundana donde frecuentaba gente de la cultura capaz de valorar los placeres del arte y de la música. Fue entonces que nació la "Patética": el título fue puesto por el editor y a Beethoven le pareció correcto.

El segundo movimiento, "l'Adagio Cantabile" es una página de impactante lirismo en el que la melodía simple y profunda envuelve a quien la escucha en una atmósfera de ensoñación. El primer motivo amplio, es interpretado para luego, repetirse, enseguida, dos octavas más arriba con un efecto de apertura y cambio que transmite una clara sensación de ternura. El segundo motivo es más implorante. Es como un funesto presagio que se dilata rápidamente para dejarle el lugar, una vez más, a la melodía inicial, recibida casi como el descubrimiento de un refugio. El movimiento continúa hasta concluir con una frase cargada de sentimiento: "hace mal cuando un sueño precipita, cuando las ilusiones se desilusionan, cuando crees en algo y te das cuenta que eso no existe". La vida brinda regalos, momentos de belleza inesperada. El don de un Dios menos distraído de lo normal. Todo parece sincero. El nacimiento de una nueva vida, el amanecer de un cambio o, simplemente, la confirmación de un sentimiento secreto, custodiado en silencio por pudor. El final de algo, el fin de un momento, de un periodo difícil cada vez más difícil de sostener. Cuando terminan las respiraciones cortas, dejando lugar a una larga respiración profunda que llena y vacía el pecho. En esos momentos está la vida.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Patética + Lo que el amor revela





e-planning ad